En las tardes de verano...

Ayer había ciclismo en La 1. Y cuando algún programa pasa de ser emitido en TDP a La 1, es porque ese día es importante. Me gusta mucho el deporte. Alguno más que otro, no es el ciclismo mi favorito, pero tengo desde pequeña el recuerdo de mi padre viendo el Tour de Francia. Etapas inolvidables entre Induráin y Tony Rominger, la maravillosa época protagonizada por Armstrong, la irrupción de Contador, los españoles volvíamos a lo más alto en los Campos Elíseos. Somos los reyes de Europa.

 

Hasta que la sombra del dopaje se cierne sobre todos y cada uno de los ciclistas. Desde los Estados Unidos se defiende ejemplarmente la limpieza del deporte, a pesar de que eso implique directamente que el norteamericano ganador de los 7 tours, admirado en todo el mundo como ejemplo de lucha y superación contra el maldito cáncer se tenga que despojar de ello, tras entonar el "mea culpa" en un espectáculo televisivo esperpéntico. Y lo que en mi opinión es más grave aún, es que esos tours no puedan ser otorgados a ningún segundo clasificado, por estar todos imputados por la misma causa.

Mi visión de todo esto es que las condiciones exigidas a los ciclistas son más severas que en cualquier otro deporte, quizá con la excepción del atletismo. Y que a la hora de planificar las vueltas ciclistas de 3 semanas, no se tiene en cuenta nada más que el espectáculo, la audiencia televisiva.

Ayer subieron dos veces Alpe D'Huez, hoy harán los mismo con La Madeleine, y entre medias apenas 20 horas de recuperación. Froome, líder indiscutible en el asfalto, es acribillado en rueda de prensa con preguntas relativas al EPO y sus derivados. Ésto ya lo hemos vivido.

Creo que debe revisarse el umbral a partir del cual se considera dopaje, y que los organizadores de las vueltas ciclistas se plantearan el daño que le están haciendo a su negocio, porque ganarán audiencia pero se desangran en credibilidad.

Alguien tendrá que poner freno a esto, puesto que de otra forma cada vez será más difícil que haya más programas en La 1 en las siestas de verano.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0