Resistiré

Un mes después reaparezco por estos lares al abrazo de mis fans. En realidad fans, lo que son exactamente fans, pocos, pero esta semana un anónimo me dejó un mensaje “actualiza ya Elena, por tu madre”, y he venido a cumplir con sus deseos. O sus amenazas veladas. Sea cual sea su nombre, una se debe a su público, o más propiamente en este caso, a sus lectores.

 

De lectores vengo a hablaros, en concreto de sus hábitos. La semana pasada me crispé. Yo que soy cerilla de encendido fácil, leí un artículo de un periodista a cuya columna acudo puntual cada mañana, en el que proclamaba su rendición. “Hasta aquí he llegado”, parecía decir. Se unía a la moda de la “tecnología para todo” como quien pertenece a la Iglesia Maradoniana o se hace socio del Club Carrefour. Comentaba en su artículo que abandonaba el papel y pasaba a ser uno más de aquellos que predican a bombo y platillo las bondades del libro electrónico. Que vosotros también? Lo sé, cada vez somos menos los que resistimos. Por aquí sí que no pasarán.

 

Puedo tener mil defectos. La ceguera galopante, el altavoz sin filtro o el volumen capilar infinito, los conocéis, no me importa. No tengo interés en ocultarlos y es que además aunque quisiera, no podría. Pero de lo que nadie jamás me podrá acusar es de ser una persona que se cambia fácilmente de chaqueta. Entended esto, please, en el sentido figurado de la frase. Crecí con el recuerdo de mi madre acusando de “chaquetero” a mi abuelo, hombre noble donde los hubiera, con el único defecto de que al dictado de la clasificación liguera, abrazaba el madridismo o se declaraba seguidor acérrimo “de los de toda la vida” del equipo de la ribera del Manzanares.

 

A mi aquello jamás me convenció. En ocasiones es cierto que es complicado seguir fiel a unos principios. A mí también me pasa, y en estos días más que nunca. Cargo con la pesada losa de un libro de Tony Judt de 1.200 páginas sobre la Postguerra. Todo ventajas. Que no las veis? Pues no lo entiendo. Mis bíceps, un portento. Que un amigo de lo ajeno se encapricha de mi cartera, mi libro hace lo propio con alguna parte de su cuerpo. Que entro en un vagón de metro con mi pesada carga al brazo, uno de mis compañeros de viaje diario me cede gustoso su asiento. Como si fuéramos dos, mi ladrillo y yo.

 

Seguramente diréis, esta mujer vive en una contradicción constante. Es ingeniera y le gusta escribir. De no haber tenido que trabajar después, en su curriculum figuraría la Facultad de Historia de la Universidad Complutense. Prefiere el libro de papel a la pantalla de retina no sé qué. Vaya tia rara. Pues sí, así vivo y así soy.

 

Es más, de mayor quisiera tener una biblioteca extensísima. Seguir cotilleando qué libro lee el vecino del asiento de al lado. Y el de enfrente. Me gustaría seguir yendo a la Feria del Libro con mi lista de autores por caseta. Que me aborden los del Círculo de Lectores en el Retiro y termine confesándoles hasta el número de pie que calzo. Ir a la Casa del Libro para elegir un regalo y salir auto-regalada. Empezar un enero tras otro la cuenta de los libros que llevo leídos ese año, sin que llegue a febrero con la lista actualizada.

 

Son costumbres que no estoy dispuesta a perder y que hacen que no cambie de chaqueta ante la moda que viene. Como jamás, por muy arriba que esté, podría hacerme en esta vida del Atleti. Eso sí que no, abuelo.

Escribir comentario

Comentarios: 10
  • #1

    guisante (martes, 18 marzo 2014 18:02)

    Y lo que te ahorras en gimnasio?¿?
    Se acerca la feria del libro... que tiemble david rocasolano y sus seguidores!

  • #2

    Tucompideal-lao (martes, 18 marzo 2014 20:26)

    Sabes que soy requetefan tuya, pero ahora te lo dejo aquí por escrito. Deberías ejercitar los dedos escribiendo más posts tanto como ejercitas los bíceps cargando con ese libro que, doy fe, llevas cada día contigo. ¡Ole, ole y ole!

  • #3

    La otra parte: mendi (martes, 18 marzo 2014 22:16)

    Muuuy fan de cotillear qué libro lee el de al lado!

  • #4

    anonimo (miércoles, 19 marzo 2014 11:15)

    Anonimo strikes back, dear Elena.
    Post ameno, bien construido y con estilo propio. Nunca te has planteado escribir ficción? Empieza por algo corto, algún cuento o algo así. Y no dejes de mostrárnoslo, por favor.

  • #5

    desdemitribuna (miércoles, 19 marzo 2014)

    Revelarás tu identidad, anónimo?

    La verdad es que ésto surgió más bien por la insistencia de amig@s que por voluntad propia! pero me gusta mucho, no puedo negarlo!!

    Muchas gracias!! Si trabajas en una editorial no dudes en ponerte en contacto conmigo, jajajaja! es una broma!

    Lo dicho, thanks!!

    :)

  • #6

    Rastreator (miércoles, 19 marzo 2014 13:10)

    Ojo que entra una "embarazada de libro", nueva categoría de señoras-buscando-sitio-en-la-línea-4.

  • #7

    desdemitribuna (miércoles, 19 marzo 2014 13:35)

    En la 4, o en cualquiera de ellas...donde va...

  • #8

    Magdalena (miércoles, 19 marzo 2014 22:43)

    Dear señorita conservadorantitecnología:
    ¿desconoce el uso de este signo?:¿¿¿¿¿¿¿
    La quiero a usted igualmente.

  • #9

    Magdalena (miércoles, 19 marzo 2014 22:45)

    Entra en el blog Desayuno con libros. Te gustará.

  • #10

    JM (martes, 22 abril 2014 23:36)

    Estimada,
    Me encantan las personas que defienden con ideas apasionadas el papel aunque no puedo evitar la tentación de la tecnología; siempre que se lea vamos en la senda correcta. Ante todo, y por las fechas que estamos, respect!
    Nos vemos en la feria del libro!